kéfir

Cómo dice el dicho: “Todo vuelve”, yo antes pensaba que eso solo pasaba con la ropa, pero a medida que pasa el tiempo me doy cuenta de que la comida también, y es que al parecer hoy en día existen muchos alimentos que por alguna u otra razón vamos dejando en el olvido, como es en el caso del kéfir.

El kéfir es algo así como un yogurt líquido, el origen de este se remonta muchos siglos atrás, pero hoy en día a destacado por la cantidad de propiedades o beneficios que esto tiene para nuestro cuerpo. Al parecer está compuesto por bacterias probióticas y es fermentado por un conjunto de levaduras.

El kéfir tiene un aspecto como a coliflor, pero no, no es coliflor, se puede preparar de varias formas, las principales son: de agua, de leche o de té. Puedes hacerla de diferentes maneras, ya que las propiedades no van a cambiar.

Estas son las propiedades que el kéfir te ofrece:

  • Ayuda a combatir el estreñimiento
  • Ayuda a aumentar sistema inmunológico
  • Te ayuda a tener una piel sana
  • Lucha contra problemas digestivos
  • Ayuda a la digestión de la lactosa
  • Fortalece los huesos
  • Ayuda a prevenir la obesidad y el sobrepeso
  • Te ayuda a mejorar las alergias

Como puedes ver el kéfir le aporta muchos beneficios a nuestro cuerpo y a nuestra piel, aunque hay más estos son algunos de los más importantes.

Como te dije anteriormente el kéfir se puede preparar de diferentes formas, si quieres empezar a consumirlo, te voy a decir como lo puedes hacer en tu casa de manera muy fácil y rápida.

Para hacer kéfir de agua vas a necesitar:

  • 1 litro de agua
  • 40 gramos de azúcar
  • 4 cucharas de nódulos de kéfir
  • Medio limón (opcional)
  • 20 gramos de pasas

Preparación: Primero, vas a mezclar bien el agua con el azúcar, después le agregas el kéfir, las pasas y el limón.

 Una vez tengas todo mezclado lo vas a tapar y lo vas a dejar a temperatura ambiente reposando por 24 horas, lo puedes dejar más tiempo si quieres, esto va a depender de que tan fuerte lo quieras.

También te recomiendo que cada cierto tiempo lo vayas removiendo para evitar que se vuelva gaseoso o ácido.

Una vez haya pasado el tiempo lo vas a colar y ya estará listo para tomar, si crees que le hace falta le puedes agregar más o menos azúcar, limón o pasas.

Com

o puedes ver es muy fácil hacer kéfir, ya que es un proceso fácil y rápido que puedes hacer cuando quieras.

¡Espero que te haya servido esta información!

Gracias por leerme 😉

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.